unidad ciudadana
                    

Salarios que cada vez alcanzan menos


Desde noviembre de 2015, el salario real de los trabajadores y trabajadoras en Argentina cayó un 8,4%.

Según datos relevados por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), el salario continúa en franco deterioro, ubicándose en el nivel más bajo desde julio de 2016.




En 2016, el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras cayó un 5%, con una leve recuperación en 2017. Este año, en cambio, se registra una baja del 1,3% en los primeros cinco meses.

En esta misma línea, el IET indica que la inflación de mayo fue del 2,8%,  acumulando un 12,9% en lo que va del año y un 27,1% en los últimos doce meses.

Durante el mes de mayo, se observa que los apartados de la canasta que más subieron son equipamiento del hogar (ante las subas en muebles) y vivienda y servicios (por el aumento del agua). Educación y salud tuvieron las subas más reducidas. Cabe recordar que el aumento del 7,5% en los precios de las empresas de medicina prepaga comenzó a aplicarse a partir del primero de junio, con lo que no está contemplada.

Los alimentos treparon 2,6% en mayo (21,8% en el último año). Todos los rubros tuvieron subas mayores al 2%, excepto las frutas que de todos modos acumulan desde mayo del año pasado una suba del 43%.

Desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri, la inflación es más intensa en los hogares asalariados de menores ingresos, a causa del impacto asimétrico de las subas de servicios públicos. Se aplica de este modo una política de redistribución negativa de los ingresos.

Para culminar, desde el IET indican que en mayo el 71% de los 327 rubros relevados registró alzas mayores al 1,5%, lo cual no ocurría desde enero de 2016.