unidad ciudadana
                    

Estudiar, cada día más caro


La canasta básica de productos escolares asciende a $3.000: aumentó 206% desde que asumió Mauricio Macri. Así lo revela un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda.

"El incremento de la canasta tiene lugar en un escenario de aumento generalizado de precios, en donde los consumidores tienen que resignar cada vez más calidad de bienes para mantener cierto nivel de consumo", indica la UNDAV. De este modo, se recalca la importancia de garantizar desde el Estado el acceso a estos bienes a fin de evitar la deserción escolar de los sectores más vulnerados, quienes además deben afrontar otros incrementos desmedidos de precios como transporte, alimentación y servicios.

El estudio detalla algunos de los elementos que más han sufrido variaciones en su precio en el último año, dando como ejemplo el papel glacé, con un aumento que supera el 80%, los lápices negros con subas del 69%, el pegamento que incrementó su valor en un 58%, el juego de regla, escuadra y transportador, con un incremento del 55%, los lápices de color, que sufren un aumento del 48,6%, un 48,9% las cartucheras, un 45,4% los guardapolvos, un 44,3% los cuadernos y un  41,8% las mochilas.



Según revela la UNDAV, el costo promedio de la educación aumentó casi nueve puntos por encima de la inflación general en los últimos dos años. Estos aumentos se explican a partir de que los productos que integran la canasta de consumo de bienes y servicios de la educación se ven afectados, por un lado, por "el aumento generalizado de precios, en especial de servicios públicos, tiene impacto directo en aquellos bienes cuyo proceso industrial utiliza dichos insumos". Asimismo, se remarca que en la actualidad ya "no hay artículos escolares en el listado de Precios Cuidados, a la vez que se registra una disminución en los textos escolares que el gobierno hace entrega para los distintos niveles educativos en las escuelas públicas". Por último, destaca el aumento de las cuotas de los colegios privados, las cuales para marzo de 2019 esperan en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires un incremento que ronda el 20%.

Por otra parte, el informe compara el valor de la canasta escolar con el salario mínimo, donde se observa un deterioro acumulado de un 16,2% en el último año; acumulándose un 39% desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri. Comparándolo con la Asignación Universal por Hijo, el deterioro desde el 2016 fue del 29,0% y con el Progresar, del 54,6%.

En la misma línea, se demuestra que el incremento más elevado se dio en la canasta a la que acceden los sectores populares. Es así como la más económica aumentó un 264%, mientras que la de costo medio subió un 206% y la premium solo un 177%.